Valoración de la actividad física

Ignacio Ara Royo, José Antonio Casajús Mallen, Germán Vicente-Rodríguez

Resumen


Cuantificar de forma precisa y fiable los niveles de actividad física (AF) que realizan las personas durante su actividad diaria cotidiana (tanto espontánea como organizada) se ha convertido en un aspecto crítico a la hora de evaluar la relación entre los niveles de AF y la salud, así como para conocer la efectividad de los diferentes programas de intervención para el control del peso corporal.

En la actualidad, se pueden distinguir 3 tipos de procedimientos que tienen como objetivo final evaluar los niveles de AF de una persona: Los métodos de referencia (agua doblemente marcada, calorimetría directa y calorimetría indirecta) conocidos como los métodos más precisos para la evaluación del gasto energético. Los métodos objetivos, que entre otros incluyen los monitores de actividad (podómetros y acelerómetros) y los monitores de frecuencia cardiaca o pulsómetros; que pueden ser útiles no sólo para la valoración de la actividad física, sino también para la estimación del gasto energético según su forma de uso. 

Finalmente, los métodos subjetivos como los cuestionarios y los diarios de actividad física, que pese a sus múltiples desventajas resultan, muy útiles en los trabajos epidemiológicos.


Palabras clave


Actividad física; salud; energía; acelerometría

Texto completo:

 Sólo suscriptores

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




© Consejo Superior de Deportes